Linfedema de los genitales masculinos externos

Glosario de Linfedema, Enfermedad de Milroy, Asociaciones, Drenaje manual, Niños con Linfedema, Mi vida con el linfoma y linfedema, Biopsia del Nódulo Linfático Centinela, Síndrome de Stewart-Treves, Síndrome de Meige, Hinchazón del brazo, hinchazón de la pierna, Síndrome de Melkersson Rossenthal, Drenaje linfático manual, Síndrome de Meige, El Sistema Linfático, Genetica del Linfedema, Biopsia de los ganglios linfáticos, Linfadenitis, linfangitis, Infecciones del linfedema, Linfedema y Cáncer, Linfedema Hereditario, Sindromes Linfoproliferativos, La Elefantiasis, Síndrome de distiquiasis, Linfangioleiomiomatosis, Síndrome de Klinefelter, Linfogranuloma venéreo, Dolor Cronico, Linfedema postmastectomía, Linfangiograma, Tratamiento quirúrgico, Linfadenitis, Celulitis, Linfangioma, Higroma Quistico, Antibioticos, Infecciones, Linfedema Therapists, Tratamiento Clinicos - Lymphedema Spanish - Spain, Mexico, Centra and South America

Moderators: Cassie, patoco, Birdwatcher, Senior Moderators

Linfedema de los genitales masculinos externos

Postby patoco » Sun Jun 11, 2006 5:48 am

Linfedema de los genitales masculinos externos

Por Favor Visita: Lymphedema People

http://www.lymphedemapeople.com

========================

Linfedema de los genitales masculinos externos

Dres. Osvaldo D. Orduna* y Jorge Piccione**

*Profesor de la Universidad Católica Argentina Facultad Ciencias de la Salud

**Director del Hospital Militar Central "Cirujano Mayor Dr. Cosme Argerich"

Resumen

El linfedema de los genitales masculinos externos es una localización rara de esta enfermedad siendo su incidencia el 3,22% de todos los linfedemas. Puede ser debido a malformaciones congénitas del drenaje linfático o a filariasis, parasitosis común en India y Brasil. Nuestros pacientes pertenecen al primer grupo. En todos los casos debe descartarse la presencia de metástasis ganglionares en la región, por enfermedades malignas locales o sistémicas. La conducta quirúrgica consiste en la resección de la cubierta cutánea y todo el tejido linfedematoso subyacente, conservando la fascia peneana o la túnica vaginal del testículo, reemplazándolos por un injerto 3/4 de espesor. Es imprescindible la antibioticoterapia y el uso de sonda vesical permanente, durante seis días. No observamos mortalidad ni morbilidad en nuestra serie, con buenos resultados estéticos y funcionales a largo plazo.

Palabra clave

Linfedema genitales externos

Introducción

El linfedema de los genitales masculinos externos es un padecimiento no común dentro de los linfedemas en general y que estadísticamente es del 3,22% en la bibliografía y en la nuestra sobre 367 pacientes de linfedemas en general incluyendo estos y además los de los miembros superior e inferior es del 2,19%. En los países afectados por filariasis (India y Brasil) es mucho más frecuente sobre todo en el primero, llegando a desarrollar un tamaño monstruoso, debido a la introducción del parásito en los conductos linfáticos. En nuestros pacientes se debió a una malformación congénita del sistema linfático a ese nivel como también ocurre en los miembros inferiores.

Material y métodos

En total fueron operados 8 pacientes en el termino de 15 años, correspondiendo 2 a la localización peniana y 6 situadas en las bolsas.

Sintomatología: es común en todos el aumento progresivo de los órganos genitales, trasudación de la linfa a su nivel e impotencia coeundi, presentándose en la edad media de la vida 40 a 54 anos, no habiéndose detectado factor desencadenante, pero intuimos que el factor de la gravedad por la situación anatómica de los mismos debe influir.

Diagnóstico: es simple por la visualización e interrogatorio, pero es imprescindible descartar enfermedades malignas locales o sistémicas, que al invadir los ganglios, pueden desarrollar el aumento del volumen. Hemos utilizado la linfografía contrastada con lipiodol ultrafluido y la radioisotópica en todos los casos y también los estudios de rutina para descartar la malignidad.

Anatomía quirúrgica: está distorsionada por la afección, que al impedir la normal evacuación de la linfa, debido a la distorsión y atrapamiento de los conductillos linfáticos a consecuencia del tejido conjuntivo fibroso aumentado y disminución de las fibras elásticas que aparejan la pérdida de elasticidad de la cobertura cutánea, imprescindible en estos órganos, y aun más a nivel peneano; en el de las 4 cubiertas: a) piel y dermis; b) dartos, túnica muscular de fibras lisas (músculo peripeneal de Sappey), que contribuyen con su contracción a comprimir los conductos venosos subyacentes en la erección, c) la cubierta celulosa rica en fibras elásticas que permiten la gran movilidad de la piel y donde se sitúan los vasos linfáticos dilatados y venas, arterias y nervios superficiales; d) la fascia penis delgada y firmemente adherida a los órganos eréctiles, esponjosos y cavernoso que contienen la uretra y dorsalmente la arteria peniana. Las tres primeras configuran en su espesor un block microscópicamente difícil de distinguir en capas y que debe ser extirpado in toto respetando la ultima capa muy fina y delicada que protege a los órganos antes mencionados.

Técnica quirúrgica: Los procedimientos descriptos para reparar la cubierta cutánea del pene cuando han sido perdidos fueron: a) emplear si hubiera un remanente de ella en la base extendiéndola en sentido distal, b) O la piel del prepucio retrayéndola hacia la base, ambos usados en pérdidas traumáticas, ninguno de aplicación en lo que describimos. Nosotros usamos piel 3/4 tomada por comodidad de la parte anterior del muslo, procuramos una prolija hemostasia por electrocoagulación del lecho y aplicamos el injerto que envuelve en forma cilíndrica el miembro procurando que la sutura quede en la parte caudal para ser menos visible. Un tambor del dermatomo de Padget es suficiente.

En las bolsas de las seis cubiertas que componen el recubrimiento de los testículos: a) la piel llamada escroto; b) el dartos muscular; c) la celulosa; d) la fascia de Cooper; e) la segunda túnica muscular llamada eritroide, ellas forman también un block que debe ser extirpado en su totalidad, dejando la capa vaginal que recubre los testículos, el paquete vasculo nervioso y el epidídimo. Los procedimientos descriptos fueron para pérdidas traumáticas y han sido la implantación temporaria en la ingle o zona crural, para luego fabricarle una cubierta cutánea con la piel anterior del muslo. Nosotros hemos preferido la reparación con injerto también 3/4 como en la otra localización peneana. Tomamos dos tambores del dermátomo de Padget que suturamos entre sí sobre la mesa del instrumental, y luego como una sola plancha colocamos en el lecho receptor de manera que la sutura que los une quede en la parte media caudal para que simule el rafe medio. Los injertos recubiertos con cicatul y apósitos deben ser bien inmovilizados. En el pene la sonda sirve de tutor que facilita el vendaje en forma cilíndrica.

La anestesia empleada fue general o peridural, asistida y monitoreo cardio1ógico que debe ser de rutina. La Sonda de Foley se coloca al comienzo de la operación con derivación a la bolsa de recolección de orina que se mantiene durante los primeros seis días hasta la primera curación, concomitantemente con la antibioticoterapia, luego protegemos con apósitos más suaves y curamos cada 48 horas para quedar libre los órganos a los 12 días.

Evolución: Ha sido favorable y sin complicaciones en todos los casos. El control alejado revela una apariencia estética que en nada es dispar a la normal. Funcionalmente los impedimentos según lo manifestado por los pacientes han desaparecido totalmente, desarrollando una actividad sexual satisfactoria. Creemos que la calidad de la piel empleada por su espesor y la acción de la gravedad impiden la retracción de los tejidos.

Anatomopatológica: Realizada de rutina, revela aumento de la fibrosis con disminución muy acentuada de las fibras hialinas y elásticas en el conjuntivo, disfunción de las fibras del músculo liso, conductillos linfáticos dilatados y con válvulas incontinentes para cumplir su función.

Conclusiones: El método empleado es el mejor para resolver esta patología. La resección completa de todo el tejido linfedematoso hasta la fascia penis y la vaginal evita recidivas. El injerto 3/4 es el adecuado. La apariencia y función normales lo certifican por lo que consideramos a este método como la indicación precisa.

http://www.sacper.org.ar/revistasacper/ ... itales.htm
patoco
Site Admin
 
Posts: 2175
Joined: Thu Jun 08, 2006 9:07 pm

Return to Linfedema

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 2 guests