Linfedema y Bacteria

Glosario de Linfedema, Enfermedad de Milroy, Asociaciones, Drenaje manual, Niños con Linfedema, Mi vida con el linfoma y linfedema, Biopsia del Nódulo Linfático Centinela, Síndrome de Stewart-Treves, Síndrome de Meige, Hinchazón del brazo, hinchazón de la pierna, Síndrome de Melkersson Rossenthal, Drenaje linfático manual, Síndrome de Meige, El Sistema Linfático, Genetica del Linfedema, Biopsia de los ganglios linfáticos, Linfadenitis, linfangitis, Infecciones del linfedema, Linfedema y Cáncer, Linfedema Hereditario, Sindromes Linfoproliferativos, La Elefantiasis, Síndrome de distiquiasis, Linfangioleiomiomatosis, Síndrome de Klinefelter, Linfogranuloma venéreo, Dolor Cronico, Linfedema postmastectomía, Linfangiograma, Tratamiento quirúrgico, Linfadenitis, Celulitis, Linfangioma, Higroma Quistico, Antibioticos, Infecciones, Linfedema Therapists, Tratamiento Clinicos - Lymphedema Spanish - Spain, Mexico, Centra and South America

Moderators: Cassie, patoco, Birdwatcher, Senior Moderators

Linfedema y Bacteria

Postby patoco » Sun Jun 11, 2006 10:33 am

Linfedema y Bacteria

Por Favor Visita: Lymphedema People

http://www.lymphedemapeople.com

==========================

Bacteria

Bacteria (del griego, bakteria, ‘bastón’), nombre que reciben los organismos unicelulares y microscópicos, que carecen de núcleo diferenciado y se reproducen por división celular sencilla.

Las bacterias son muy pequeñas, entre 1 y 10 micrómetros (µm) de longitud, y muy variables en cuanto al modo de obtener la energía y el alimento. Están en casi todos los ambientes: en el aire, el suelo y el agua, desde el hielo hasta las fuentes termales; incluso en las grietas hidrotermales de las profundidades de los fondos marinos pueden vivir bacterias metabolizadoras del azufre. También se pueden encontrar en algunos alimentos o viviendo en simbiosis con plantas, animales y otros seres vivos.

2 Clasificación
Vista preliminar de la sección

En el actual sistema de clasificación en cinco reinos, las bacterias pertenecen al reino Móneras, cuyos miembros son organismos procariotas, que se caracterizan porque las células carecen de un núcleo con una membrana diferenciada que lo rodee. Se conocen unas 1.600 especies. Las bacterias se suelen clasificar siguiendo varios criterios: por su forma, en cocos (esféricas), bacilos (forma de bastón), espiroquetas y espirilos (con forma espiral); según la estructura de la pared celular; por el comportamiento que presentan frente a la tinción de Gram; en función de que necesiten oxígeno para vivir o no (aerobias o anaerobias, respectivamente); según sus capacidades metabólicas o fermentadoras; por su posibilidad de formar esporas resistentes cuando las condiciones son adversas, y en función de la identificación serológica de los componentes de su superficie y de sus ácidos nucleicos.

La clasificación taxonómica más utilizada divide a las bacterias en cuatro grandes grupos según las características de la pared celular. La división Gracilicutes incluye a las bacterias con pared celular delgada del tipo Gram negativas; las bacterias de la división Firmicutes tienen paredes celulares gruesas del tipo Gram positivas; las de la Tenericutes carecen de pared celular y las de la cuarta división Mendosicutes tienen paredes celulares poco comunes, formadas por materiales distintos a los típicos peptidoglucanos bacterianos. Entre las Mendosicutes se encuentran las Arquebacterias, un grupo de organismos poco comunes, que incluyen a las bacterias metanogénicas, anaerobias estrictas, que producen metano a partir de dióxido de carbono e hidrógeno; las halobacterias, que necesitan para su crecimiento concentraciones elevadas de sal, y las termoacidófilas, que necesitan azufre y son muy termófilas. Se ha discutido sobre la conveniencia de que las Arquebacterias se incluyeran en un reino aparte, ya que estudios bioquímicos recientes han mostrado que son tan diferentes de las otras bacterias como de los organismos eucariotas (con núcleo diferenciado englobado en una membrana). Estos cuatro grandes grupos de bacterias se subdividen además en unas 30 secciones numeradas, alguna de las cuales se dividen a su vez en órdenes, familias y géneros. La sección 1, por ejemplo, la componen las espiroquetas, bacterias con forma espiral y paredes celulares Gram negativas y con flagelos filamentosos internos (entre la membrana y la pared celular), que proporcionan al organismo movilidad (capacidad para moverse). Treponema pallidum, causante de la sífilis, es una espiroqueta, un miembro del orden Spirochaetales y de la familia Spirochaetaceae.

No todas las bacterias tienen capacidad de movimiento, pero las que lo hacen se desplazan gracias a la presencia de apéndices filamentosos denominados flagelos. Éstos pueden localizarse a lo largo de toda la superficie celular o en uno o ambos extremos, y pueden aparecer aislados o en grupo. Dependiendo de la dirección en que gire el flagelo, la bacteria puede moverse avanzando o agitándose en una dirección concreta. La duración de los movimientos de avance en relación con los de giro, está asociada a receptores presentes en la membrana bacteriana; estas variaciones permiten a la bacteria acercarse a determinadas sustancias, como partículas alimenticias, y alejarse de aquellas condiciones ambientales adversas. En algunas bacterias acuáticas, que contienen partículas ricas en hierro, el movimiento se orienta según el campo magnético.

3 Genética
Vista preliminar de la sección

El material genético de la célula bacteriana está formado por una hebra doble de ADN circular (véase Ácidos nucleicos). Muchas bacterias poseen también pequeñas moléculas de ADN circulares llamados plásmidos, que llevan información genética, pero, la mayoría de las veces, no resultan esenciales en la reproducción. Muchos de estos plásmidos pueden transferirse de una bacteria a otra mediante un mecanismo de intercambio genético denominado conjugación. Otros mecanismos por los cuales la bacteria puede intercambiar información genética son la transducción, en la que se transfiere ADN por virus bacterianos (véase Bacteriófago), y la transformación, en la que el ADN pasa al interior de la célula bacteriana directamente desde el medio. Las células bacterianas se dividen por fisión; el material genético se duplica y la bacteria se alarga, se estrecha por la mitad y tiene lugar la división completa formándose dos células hijas idénticas a la célula madre. Así, al igual que ocurre en los organismos superiores, una especie de bacteria origina al reproducirse sólo células de la misma especie. Algunas bacterias se dividen cada cierto tiempo (entre 20 y 40 minutos). En condiciones favorables, si se dividen una vez cada 30 minutos, transcurridas 15 horas, una sola célula habrá dado lugar a unos mil millones de descendientes. Estas agrupaciones, llamadas colonias, son observables a simple vista. En condiciones adversas, algunas bacterias pueden formar esporas, que son formas en estado latente de la célula que permiten a ésta resistir las condiciones extremas de temperatura y humedad.

4 Metabolismo bacteriano
Vista preliminar de la sección

Hay dos grupos principales de bacterias: las saprofitas, que viven sobre los cuerpos muertos de animales y vegetales, y las simbiontes, que viven en animales o plantas vivas. Las saprofitas son importantes porque descomponen los cuerpos de las plantas y animales muertos en sus componentes esenciales, haciéndolos accesibles para ser utilizados como alimento por las plantas. Muchas bacterias simbiontes se encuentran, en condiciones normales, en los tejidos humanos, incluso en el tubo digestivo y la piel, donde pueden resultar indispensables para los procesos fisiológicos. Este tipo de relación recibe el nombre de mutualismo. En el comensalismo, las bacterias simbiontes obtienen los nutrientes de sus huéspedes vivos causándoles un daño considerable. Los parásitos, el tercer tipo, pueden provocar la destrucción de las plantas o de los animales en los que viven.

Las bacterias están implicadas en la descomposición o deterioro de la carne, el vino, las verduras, la leche y otros productos de consumo diario. La acción de las bacterias puede originar cambios en la composición de algunos alimentos y provocar un mal sabor. El crecimiento de bacterias en los alimentos puede también ocasionar intoxicaciones alimentarias, como las originadas por Staphylococcus aureus y Clostridium botulinum (véase Botulismo). Por otra parte, las bacterias resultan de gran importancia en muchas industrias. La capacidad fermentadora de ciertas especies es aprovechada en la producción de queso, yogur, adobos y salazones. También resultan importantes en el curtido de cueros, la producción de tabaco, la conservación del grano, los tejidos, los fármacos, y en la elaboración de varios tipos de enzimas, polisacáridos y detergentes.

Las bacterias se encuentran en casi todos los ambientes e intervienen en varios procesos biológicos. Por ejemplo, pueden producir luz, como en la fosforescencia de los peces muertos (véase Bioluminiscencia), y pueden producir combustión espontánea en almiares, pajares y graneros de lúpulo. Ciertas formas anaerobias desprenden, por descomposición de la celulosa, gas de los pantanos en charcas estancadas; otras bacterias favorecen la formación de depósitos de hierro ocre y manganeso en los pantanos.

Las bacterias también afectan a la naturaleza y composición del suelo. Como resultado de su actividad, los restos de sustancias orgánicas de las plantas y los animales se descomponen en partículas inorgánicas. Este mecanismo es una fuente importante de alimento para las plantas. Además, las leguminosas enriquecen el suelo al incrementar el contenido de nitrógeno gracias a la ayuda de la especie Rhizobium radicicola y de otra bacteria que infecta las raíces de las plantas y origina nódulos de fijación de nitrógeno. El proceso fotosintético en que se basan las plantas fue, casi con certeza, desarrollado en primer lugar en las bacterias; el reciente descubrimiento de una bacteria fotosintetizadora denominada Heliobacterium chlorum puede ayudar a la comprensión de este desarrollo fundamental en la evolución de la vida.

5 Bacterias patógenas
Vista preliminar de la sección

Casi 200 especies de bacterias son patógenas para el ser humano, es decir, causantes de enfermedades. El efecto patógeno varía mucho en función de las especies y depende tanto de la virulencia de la especie en particular como de las condiciones del organismo huésped. Entre las bacterias más dañinas están las causantes del cólera, del tétanos, de la gangrena gaseosa, de la lepra, de la peste, de la disentería bacilar, de la tuberculosis, de la sífilis, de la fiebre tifoidea, de la difteria, de la fiebre ondulante o brucelosis, y de muchas formas de neumonía. Hasta el descubrimiento de los virus, las bacterias fueron consideradas los agentes patógenos de todas las enfermedades infecciosas.

Los efectos patógenos provocados por las bacterias en los tejidos pueden agruparse en las cuatro clases siguientes: (1) efectos provocados por la acción directa local de la bacteria sobre los tejidos, como en la gangrena gaseosa causada por Clostridium perfringens; (2) efectos mecánicos, como cuando un grupo de bacterias bloquea un vaso sanguíneo y causa un émbolo infeccioso; (3) efectos de respuesta del organismo ante ciertas infecciones bacterianas en los tejidos, como las cavidades formadas en los pulmones en la tuberculosis, o la destrucción de tejido en el corazón por los propios anticuerpos del organismo en las fiebres reumáticas; (4) efectos provocados por toxinas producidas por las bacterias, sustancias químicas que resultan tóxicas en algunos tejidos. Las toxinas son, en general, específicas de cada especie; por ejemplo, la toxina responsable de la difteria es diferente de la responsable del cólera.

6 Antibióticos
Vista preliminar de la sección

Ciertos microorganismos, tanto determinados hongos como algunas bacterias, producen sustancias químicas que resultan tóxicas para algunas bacterias específicas. Estas sustancias, entre las que se incluyen la penicilina y la estreptomicina, son los denominados antibióticos; producen la muerte de las bacterias o impiden su crecimiento o reproducción. En la actualidad, los antibióticos están deempeñando un papel cada vez más importante dentro de la medicina para controlar las enfermedades bacterianas. Véase también Antiséptico; Bacteriología; Enfermedad.

http://mx.encarta.msn.com/encyclopedia_ ... teria.html

.................

Bacteria

http://es.wikipedia.org/wiki/Bacteria

.................

Bacteria

http://enciclopedia.us.es/index.php/Bacteria

.................

¿Virus o bacteria?

http://www.microbe.org/espanol/microbes ... terium.asp

.................

¿Qué es un microbio?

http://www.microbe.org/espanol/microbes/what_is.asp

.................

Infecciones Estreptocócicas

estreptococo invasivo del grupo A)

¿Qué es el estreptococo del grupo A (GAS, por sus siglas en inglés)?
Los estreptococos del grupo A son bacterias que suelen estar presentes en la garganta y sobre la piel. La mayoría de las infecciones por GAS producen enfermedades relativamente leves, como el estreptococo de garganta y el impétigo. Sin embargo, en ciertas ocasiones estas bacterias pueden provocar enfermedades mucho más graves y que pueden poner en peligro la vida, como la fascitis necrotizante (generalmente denominada "la bacteria carnívora") y el síndrome de shock tóxico estreptocócico (STSS, por sus siglas en inglés). Además, las personas pueden portar estreptococos del grupo A en la garganta o en la piel sin presentar síntoma alguno de la enfermedad.

¿Cómo se contagian los estreptococos del grupo A?
Estas bacterias se contagian por contacto directo con secreciones nasales o de la garganta de personas infectadas con lesiones cutáneas infectadas. El riesgo de contagio es mayor cuando la persona se encuentra enferma, por ejemplo, cuando las personas tienen estreptococos en la garganta o en una herida infectada. Los portadores asintomáticos de la bacteria son mucho menos contagiosos. El tratamiento de una persona infectada con un antibiótico apropiado durante 24 horas o más, elimina la posibilidad de contagio con la bacteria. Sin embargo, es importante realizar el tratamiento completo con antibióticos tal como ha sido formulado. Artículos domésticos como platos, copas, juguetes, etc., no tienen mayor importancia en la transmisión de la enfermedad.

¿Qué es una enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A?La enfermedad invasiva por GAS constituye una infección grave y en ocasiones incluso mortal, en la que las bacterias invaden distintas partes del cuerpo, como la sangre, los músculos profundos y el tejido graso o los pulmones. Las dos formas más graves, pero menos comunes, de la enfermedad invasiva por GAS son la "fascitis necrotizante" (infección del tejido graso y muscular) y el "síndrome de shock tóxico estreptocócico" (infección de evolución rápida que produce hipotensión/shock y lesiones de órganos como los riñones, el hígado y los pulmones). Aproximadamente 20% de los pacientes que sufren fascitis necrotizante y 60% de las que padecen STSS, mueren. Sólo entre un 10% y un 15% de los pacientes que sufren otras formas de enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A muere.

¿Qué es la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A?Cada año, se producen aproximadamente entre 10.000 y 15.000 casos de enfermedad invasiva por GAS en los Estados Unidos, lo que se traduce en más de 2.000 muertes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos calculan que se producen entre 500 y 1.500 casos de fascitis necrotizante y entre 2.000 y 3.000 casos de STSS anualmente. En contraste, anualmente existen varios millones de casos de estreptococo en la garganta e impétigo. No se ha reportado ningún brote epidémico por GAS invasivo en los colegios ni en ninguna comunidad del estado de Nueva York.

¿Por qué ocurre la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A?Las infecciones estreptocócicas invasivas del grupo A ocurren cuando la bacteria traspasa las defensas de la persona infectada. Esto puede ocurrir cuando una persona tiene llagas u otras heridas en la piel, que le permitan a la bacteria introducirse en el tejido. Las condiciones de salud que disminuyen la inmunidad de una persona a la infección también hacen que aumente la probabilidad de que se produzca la enfermedad invasiva. Además, existen ciertas variedades de GAS que pueden causar enfermedades más graves que las producidas por otras variedades. La razón por la cual ciertas variedades provocan más enfermedades graves no está del todo clara, pero puede guardar relación con la producción de sustancias (toxinas) que causan shock y daño a órganos y enzimas que provocan la destrucción de tejidos.

¿Quiénes corren más riesgo de contraer la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A?Pocas personas que entren en contacto con una variedad virulenta de GAS desarrollarán la enfermedad invasiva GAS; la mayoría de las personas, en cambio, padecerá una infección cutánea o de garganta común y algunas pueden no presentar síntomas. Pese a que las personas sanas pueden contraer la enfermedad invasiva GAS, la población de mayor riesgo está conformada por quienes padecen enfermedades crónicas, como cáncer, diabetes y diálisis renal, así como quienes utilizan medicamentos como esteroides. Asimismo, los cortes en la piel, como heridas quirúrgicas o varicela, pueden constituir una oportunidad para que la bacteria ingrese al cuerpo.

¿Puede tratarse la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A?La bacteria estreptococo del grupo A puede ser tratada con antibióticos comunes de muy bajo costo. La penicilina es el medicamento que se utiliza para casos leves y graves. En el caso de pacientes alérgicos a la penicilina que presenten casos leves, puede utilizarse la eritromicina, aunque se han registrado algunos casos de resistencia ocasional. También se puede utilizar la clindamicina para tratar a pacientes alérgicos a la penicilina afectados por un ataque más grave de la enfermedad; este medicamento también puede agregarse al tratamiento en casos de fascitis necrotizantes o STSS. Existen otros antibióticos que también son efectivos. Además de los antibióticos, el cuidado en una unidad de terapia intensiva y en ciertos casos la cirugía, son necesarios para estas enfermedades. El tratamiento temprano puede disminuir el riesgo de muerte aún cuando, desafortunadamente, ni siquiera la terapia apropiada logre evitar la muerte en todos los casos.

¿Las personas que hayan estado en contacto con quienes sufran enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A deberían someterse a exámenes y recibir tratamiento?
El riesgo de casos secundarios de enfermedad por GAS invasiva entre personas con contacto casual con un caso de esta enfermedad es muy bajo. Hay informes ocasionales de contactos estrechos, como con familiares, en los que se ha desarrollado la enfermedad con estado grave. Se están elaborando recomendaciones que describan las circunstancias bajo las cuales los contactos estrechos deben recibir tratamiento preventivo con antibióticos. En general, si los contactos domésticos cuentan con buena salud, se debe vigilar la aparición de síntomas de la infección GAS, sin que sea necesario que reciban tratamiento preventivo con antibióticos. Sin embargo, se debe considerar la posibilidad de administrar antibióticos preventivos a las personas con mayor riesgo de contraer la enfermedad invasiva si resultan infectados y si se producen ciertas circunstancias (es decir, quienes padecen diabetes, cáncer, enfermedades cardiacas crónicas, alcoholismo, etc.).

¿Qué puede hacerse para prevenir las infecciones estreptocócicas invasivas del grupo A?El contagio de todos los tipos de infecciones estreptocócicas del grupo A puede disminuirse por medio de una buen lavado de manos, especialmente después de toser o estornudar, antes de preparar comidas y después de comer. Quienes sufren dolor de garganta deberían consultar a un médico que pueda realizarles exámenes para determinar si tienen estreptococos de garganta. En caso afirmativo, la persona en cuestión no debe asistir al trabajo, al colegio o la guardería sino hasta después de 24 horas o más de haber tomado un antibiótico. Todas las heridas deben mantenerse limpias. Además, es necesario vigilar las heridas para detectar posibles síntomas de infección, entre los que se cuentan coloración roja en aumento, hinchazón y dolor en el lugar de la herida. Si estos síntomas se presentan, especialmente en personas que también presentan fiebre, consulte inmediatamente a un médico.

¿Cuáles son los primeros síntomas de la fascitis necrotizante y del síndrome de shock tóxico estreptocócico?Los primeros signos y síntomas de la fascitis necrotizante incluyen fiebre, dolor agudo e inflamación y enrojecimiento de la zona de la herida. Los primeros síntomas del STSS pueden incluir fiebre, mareo, confusión, hipotensión, salpullido y dolor abdominal.

http://www.health.state.ny.us/nysdoh/co ... ocicas.htm

.................

La Infección Invasora con Estreptococo de Grupo A Preguntas y Respuestas

http://www.tdh.state.tx.us/ideas/factsht/gasq&asp.htm

.................

Estreptococo del grupo A (EGA)

http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseasei ... l_g_sp.htm

.................

Infección de Estreptococo del Grupo B

La infección con estreptococo del grupo B (GBS: Group B Streptococcus) es una infección bacteriana común que rara vez es grave en los adultos pero que puede poner en peligro la vida del feto y de los bebés recién nacidos. La infección con GBS afecta a aproximadamente 1 de cada 2.000 bebés nacidos en los Estados Unidos. Cualquier persona puede ser portadora de GBS y entre el 10 y el 30 por ciento de las mujeres embarazadas lo es.

Cuando una mujer embarazada lleva la bacteria GBS en la vagina o el recto en el momento del parto, existe una probabilidad de 1 entre 100 (1 por ciento) de que su bebé quede infectado con GBS. Los bebés infectados con GBS pueden contraer neumonía, sepsis (infección de la sangre) o meningitis (infección de las membranas que rodean el cerebro). Los bebés infectados pueden tratarse con antibióticos. La mayoría no sufre daños permanentes, pero aproximadamente el 5 por ciento muere y algunos de los bebés desarrollan meningitis sufre daños neurológicos permanentes.

Puede someterse a pruebas para detectar la infección de GBS durante las últimas semanas del embarazo. Si es portadora de GBS, o si su médico determina que corre el riesgo de contraer una infección de GBS, se la tratará con antibióticos por vía intravenosa durante el parto.

Si tiene alguna pregunta sobre GBS, consulte a su médico hacia el final del embarazo.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) cuenta con un sitio de Web con información específica sobre la infección con estreptococo del grupo B. Para visitar este sitio, oprima aquí (el sitio es en inglés).

http://www.nacersano.org/centro/9254_9656.asp

.................

Faringitis estreptocócica

http://kidshealth.org/parent/en_espanol ... t_esp.html

.................

Las Enfermedades Infecciosas - Glosario

http://www.med.utah.edu/healthinfo/span ... ossary.htm

.................

Infecciones por estafilococo

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... tions.html

.................

Infecciones

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... tions.html

.................

Infecciones bacterianas

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... tions.html
patoco
Site Admin
 
Posts: 2175
Joined: Thu Jun 08, 2006 9:07 pm

Return to Linfedema

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 2 guests